Además, elBulli colaboraba mano a mano con los departamentos de I + D de alguna de las empresas más importantes del mundo, que le han otorgado una reputación y un reconocimiento que va más allá de la gastronomía.

ElBulli fue y sigue siendo objeto de estudio en sitios como Harvard, Columbia, Berkeley, Stanford, Esade, Iese, o el MIT. En 2010, Telefónica y Adrià lanzan un concurso internacional entre las universidades y centros tecnológicos más prestigiosos del mundo para diseñar propuestas sobre cómo debe ser el nuevo Bulli a partir del 2016.

Pero volviendo a 2011, en julio de ese año Ferran resetea y, para sorpresa de todos, cierra elBulli.

Del éxito de éxitos

La historia de este inesperado giro es la historia de alguien que sólo entiende el éxito cuando es compartido. Es la historia de alguien que necesita que su éxito le sirva a todo el mundo. Primero compartió las recetas y ahora quiere compartir la experiencia creativa de estos 25 años al frente de elBulli.

 

Hace dos años, Ferran asumió un nuevo reto: dejar de crear platos para analizar este viaje que llevó a elBulli hasta la cumbre. El chef se embarca, con su equipo, en una nueva aventura. Ahí está el germen de elBulliFoundation. La misión es ambiciosa: desgranar las claves del éxito de elBulli, radiografiar, paso a paso, ese torrente creativo que ha cambiado la historia de la cocina.

 

Dice Ferran que lo único que hicieron fue preguntarse el porqué. Tras años de investigación y estudio, en 2014, el chef ya tiene su radiografía culinaria, ha desmenuzado con precisión científica las claves del puzzle, ya tiene el mapa del proceso creativo de elBulli.

Pero como esta es la historia de un éxito compartido, ahora Ferran vuelve a asumir un nuevo reto: perfilar un mapa creativo que le pueda servir a todo el mundo. Y en esa aventura se ha sumergido con pasión.

 

El resultado de esta nueva etapa, con todas sus derivadas, se plasmará en Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo, un proyecto expositivo basado en el proceso creativo de elBulli, que se podrá ver de principios de octubre de 2014 a principios de marzo de 2015 en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid. Esta exposición, surgida de Telefónica y Ferran Adrià, es la primera que se ha hecho nunca dedicada a los procesos creativos.  Después, de la mano de Telefónica, viajará a Alemania, Brasil y México, entre otros países.

 

Si quieres formar parte de esta revolución, únete

A partir del ejemplo de elBulli, Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo  explora todas las variables que pueden contribuir a que cada persona encuentre su ‘yo’ más creativo y eficaz. Si se mejora la eficacia y la eficiencia, sostiene Ferran, podrá asegurarse una longevidad creativa.

 

Como ya hiciera en su anterior etapa, Ferran se ha rodeado de un equipo interdisciplinar:

 

Con la humildad del que está decidido a aprender en el camino, Ferran avisa: “Somos una revolución pacífica”.

 

A partir de octubre en:

Espacio Fundación Telefónica

Web: espacio.fundaciontelefonica.com

Correo: comunicacion@fundaciontelefonica.com

Ferran Adriá, Telefónica: http://vive.telefonica.com/embajadores/ferran-adria/

© 2014 Auditando el proceso creativo

“Somos una revolución pacífica”

– Ferran Adrià

Alimenta la innovación

Advertencia: No esperen una exposición sobre cocina.

ADN creativo, D-coding, metodologías disruptivas, auditoría creativa… Estos son los términos que manejan ahora Ferrán y su equipo en este nuevo proyecto que supone la primera exposición que se ha hecho jamás sobre los procesos creativos. La clave: compartir, comparar y aprender sobre las distintas formas que conducen a la innovación.

I+D

END

Bulli

¿A quién se le ocurrió, por primera vez, separar la clara de la yema del huevo? Tal vez fue una casualidad, o un descuido. Entonces ¿es el azar un método creativo? ¿Uno de millones? ¿Podemos despertar la creatividad? Qué gran hallazgo sería que hubiese un manual de uso, un manual de instrucciones que nos permitiera alterar nuestra forma de hacer las cosas, mejorar, innovar, repensar, repensarnos.

 

Debería ser una guía universal, que la pudiesen usar carniceros, escritores, informáticos, humoristas, publicistas, profesores… Debería ser un manual para todos, sencillo como un niño, que invitase a experimentar, a compartirlo y a enriquecerlo.

 

Dice Ferran Adrià que se puede elaborar este manual. Él lo llama mapa, el mapa del proceso creativo.

 

Para entender el origen de este mapa hay que viajar a la esencia de elBulli. Durante 25 años, de 1987 a 2011, el equipo del restaurante de Cala Montjoi trabajó incansablemente con el fin de evolucionar el lenguaje de la cocina y encontrar un estilo propio, siempre con la exigencia de ser lo más disruptivos posible. Se dialogó con otros campos creativos: diseño industrial, diseño gráfico, química, física, arquitectura, pintura, fotografía, filosofía, escultura, música…

 

 

Auditando el proceso creativo Ferran Adrià