Gastón:
¿Qué es el percebe?