El proceso creativo de Ferran Adrià en la escuela

En varios centros educativos de Madrid adoptan el método de auditoría de Ferran Adrià y lo aplican en sus aulas. El proceso creativo llega a las escuelas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+

Los centros educativos que han aceptado el reto de ‘Manos a la Obra’ están convencidos de que el método que plantea Ferran Adrià en su exposición y que ha desarrollado durante todos estos años en elBulli se puede aplicar a la educación

María Madaria Burdiel, educadora del Espacio Fundación Telefónica.

La exposición ‘Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo’ propone una aproximación al sistema de trabajo del equipo de elBulli, que a lo largo de 25 años se esforzó para ofrecer una propuesta novedosa al inicio de cada temporada tras seis meses de descanso y experimentación creativa. Una forma de trabajar diferente, todo un método de creación riguroso, casi científico, que se ha mostrado por primera vez, en toda su amplitud y grandeza, en el Espacio Fundación Telefónica, en más de 1.000 m2 dedicados a la interpretación del modelo de trabajo que el chef catalán desarrolló en el restaurante de Cala Montjoi. La exposición que durante casi cuatro meses recibió 130.000 visitas en la sede de la madrileña calle de Fuencarral, continúa ahora rumbo a Latinoamérica.

El equipo educativo de Espacio Fundación Telefónica elabora siempre un completo programa didáctico vinculado a cada una de sus exposiciones. Además, el mismo equipo propicia un encuentro regular con los docentes de distintos centros educativos -la ’Sesión de Profesores’- donde se presenta dicho programa y sus actividades para cada nueva exposición. Y en una de estas sesiones se gestó el germen: “En esa reunión les lanzamos el reto de ‘Manos a la obra’, un taller que podía terminar a las dos horas de comenzar, como cualquier taller, o tener continuidad en el tiempo. Cuatro profesores asistentes aceptaron tal reto en su totalidad. Y tuvieron la suerte de poder involucrar a sus colegios”, cuenta María, Educadora del Espacio Fundación Telefónica. (Descárgate la guía didáctica ‘Manos a la obra’)

Los docentes implicados visitaron la exposición de Ferran Adrià y conocieron de mano del equipo de las educadoras del Espacio la transformación experimentada por el elBulli y el propio Adriá. Y decidieron así ponerse manos a la obra para provocar un cambio en el aula a través de procesos creativos que incitan al análisis; una auditoría creativa

colegio-alameda1 de sus propios centros para así ver las posibilidades de transformarlo de manera creativa y colaborativa.

A partir de ese momento, en varios centros educativos de Madrid comienza un proceso de trabajo replicando la auditoría Adrià que dura ya varios meses y que en algunos casos continuará en el tiempo.

Los centros educativos que han decidido implementar el proceso creativo de Adrià en sus aulas (Colegio Estudiantes Las Tablas, Colegio Internacional J.H. Newman, Colegio Alameda de Osuna y la Escuela Superior de Diseño de Madrid) comparten ciertas características: en el caso de los colegios, son centros concertados, con modelos educativos diferentes, nada convencionales, mucho más avanzados. Además, todos tienen muy integrados en su método educativo las (bellas) artes y el humanismo.

Metodología. Usando la creatividad para resolver problemas

La exposición ha hecho que nos replanteemos cómo debería ser un sistema educativo idílico en el que el método creativo tuviese un papel importante. Se nos ocurrió: apliquemos el modelo de elBulli

J. Armando Fernández, director del Colegio Alameda de Osuna.

Y, ¿en qué ha consistido el reto de ‘Manos a la Obra’? El equipo educativo de Espacio Fundación Telefónica proponía a los docentes que miraran a su alrededor (las aulas, los pasillos, el patio del colegio o el instituto) y que pensaran en todo aquello que entre todos pudieran mejorar, y que siguieran los siguientes pasos:
1. Identificar aquello que pudiera mejorarse;
2. Intentar buscar soluciones innovadoras. Registrar todo el trabajo y los materiales que se generen;
3. Planificar y llevar a cabo los cambios;
4. Evaluar los resultados y el impacto que puede tener en el trabajo diario y en las relaciones entre docentes y alumnos y con el propio centro.

Los distintos centros educativos siguieron tales pasos de forma escrupulosa:

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Entramos en la exposición ‘Ferran Adrià. Auditando el proceso creativo’ y lo primero que nos encontramos es una línea temporal de la historia de elBulli. Se le pide a cada centro que ahonde en su línea cronológica, que investigue su centro, el colegio: cuándo se ha creado y así (re)pensar en su historia.
Repensar el presente. Elegir una fecha de arranque del estudio, un hito, el elemento que ellos decidan -Ferran escoge en una de sus líneas cronológicas 1984, el año en que empieza a trabajar- y a partir de aquí, empezar a analizar el espacio, los horarios, el personal. Todo ello hace que comiencen a relacionarse con otras personas, incluso que mejoren mucho las relaciones personales en el centro, y les lleva a ser conscientes de la importancia de otros personajes que pasan desapercibidos en el día a día. Tras el análisis, comprueban las deficiencias: “De no ser por la exposición, no hubiéramos repensado nuestro colegio nunca. Ha sido una gran oportunidad, es un proyecto que va para largo y una posibilidad de cambiar el centro”, asegura Elmarina Samways, profesora del colegio J.H.Newman.
Construir el futuro. Tres meses después del inicio de la experiencia, los colegios han hecho ya el estudio de su centro y hacen replanteamientos para el futuro: qué necesitan, qué quieren. Todos los centros van a continuar aplicando el método de auditoría del chef catalán.

– El método Adrià en las escuelas: colegio Estudiantes las Tablas
– El método Adrià en las escuelas: Escuela Superior de Diseño de Madrid
– El método Adrià en las escuelas: colegio Newman
– El método Adrià en las escuelas: colegio Alameda de Osuna
– ¿Quieres montar elBulli en tu colegio?: descárgate la guía didáctica ‘Manos a la obra’.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+