“Ferran Adrià nos ha regalado su conocimiento”

El Colegio Internacional J.H.Newman es un centro educativo con vocación internacional que cumple justo ahora diez años en el barrio madrileño de Las Rosas. La auditoría creativa de Adrià ha servido para mirar atrás y auditar las decisiones que han tomado a lo largo de su historia.

La chispa, el detonante de todos estos cambios ha sido Ferran, su proceso; este gran hombre nos ha regalado su conocimiento

Cachi Gómez Ortueta, directora de Educación Infantil

El Colegio Internacional J.H.Newman es un centro educativo con vocación internacional que cumple justo ahora diez años en el barrio madrileño de Las Rosas. En su caso, la implementación del ‘proyecto Adrià’ -así lo llaman- está en un estadio muy inicial: el personal docente se encuentra repensando su metodología, descubriendo en la auditoría estilo elBulli un método adecuado para evaluar su propio recorrido como centro.

Los profesores confiesan que el método creativo aplicado por el chef catalán en su restaurante les ha ayudado a lo largo de estos tres meses a descubrir cómo han trabajado como centro educativo, a ser conscientes de los pasos que han dado. Les ha servido para mirar atrás y auditar las decisiones que han tomado a lo largo de toda su historia como colegio. Y con toda esta experiencia, dirigirse al futuro, y entender que uno está en un proceso creativo permanente. Han revisado los hitos fundamentales de su pasado como espacio educativo para descubrir así cómo es su colegio.

newman-destacada2

“Ser creativo no es ser originalmente genial o espontáneo, es un trabajo, un proceso”, nos dice Marta Gómez Ortueta, directora de Educación Primaria

Y este proceso de reflexión interna era la ocasión perfecta para comenzar a escribirlo todo, a reflejar sus pasos como colegio. Un proceso muy lento. Los profesores del Newman están registrando las preguntas, los desafíos, las perplejidades diarias.

Ser creativo no es ser originalmente genial o espontáneo, es un trabajo

Marta Gómez Ortueta, directora de Primaria

El centro de Las Rosas está implicado en esta experiencia de auditoría en su totalidad: de Infantil a Bachillerato. Carmen, Fernando y Daniel, alumnos de sexto de Primaria, han participado en la investigación para auditar el trabajo del colegio en la última década. Han elaborado cuestionarios con sus profesores y luego han entrevistado a padres, vecinos y dueños de negocios del barrio para hacerse una idea de la imagen que tiene el colegio. No tuvieron éxito siempre. “Le pregunté al panadero, pero no sabía nada del colegio. Vivo un poco lejos”, comenta Carmen. Sin embargo, los chavales coinciden que la gente que sí respondió a la encuesta percibía el colegio como algo diferente, un sitio donde se aprende de otra manera: “Aquí no memorizamos, nos enseñan a razonar las cosas y así se te queda mejor”, asegura Daniel. Su conclusión es que están en un buen colegio ¿Mejorarían algo? Entre risas dicen que sí, que el comedor no les convence del todo.

colegio-newman-24

Los alumnos de Bachillerato, por su parte, están inmersos en un proyecto de investigación total, auditando la totalidad de los aspectos del centro (el lema del colegio, la dirección del colegio, el coro…) aplicando los métodos de las ciencias sociales (encuestas, entrevistas, análisis de datos).

Y el método ha dado ya frutos: los programas educativos y la metodología de muchos de los profesores se han visto alterados creativamente. Y van a continuar.

– El método Adrià en las escuelas: Introducción
– El método Adrià en las escuelas: Escuela Superior de Diseño de Madrid
– El método Adrià en las escuelas: colegio Estudiantes de Las Tablas
– El método Adrià en las escuelas: colegio Alameda de Osuna
– ¿Quieres montar elBulli en tu colegio?: descárgate la guía didáctica ‘Manos a la obra’.