Los problemas diarios te distraen del proceso creativo

Eduard Xatruch, Marc Cuspinera y Oriol Castro, los tres cocineros de elBulli nos cuenta su experiencia al lado de Ferran Adrià. Cómo eran las sinergías entre sus equipo, cómo se generaba el proceso creativo… en definitiva cómo Ferran podía ver lo que otros no veían y cómo consiguió que su equipo también lo lograra.

Los problemas diarios te distraen del proceso creativo. Por eso la diferencia entre un restaurante creativo y elBulli radica en el cierre de seis meses de éste para centrarse en la creación en el taller. Éste es uno de los pilares sobre los que sustenta el proceso creativo que inició Ferran Adrià en elBulli.

En este periodo de seis meses, nos cuentan los cocineros Eduard Xatruch, Marc Cuspinera y Oriol Castro, se cambiaba de espacio, se cambiaba de rutina y de este modo se lograba que cada año, después de este proceso evolutivo de creación, todo fuera diferente en elBulli.

“Ferran lo provocó. Cambió el chip, él quería centrarse en la creatividad sin estar contaminado por el día a día del restaurante. Su obsesión era cambiar y generar nuevas formas de trabajo”. Y lo consiguió.