CPEE Eusebio Martínez

Travesía Juan Lopez, 2A, 30837 Alcantarilla, Murcia Email: 30008376@murciaeduca.es

Relaciones

Las relaciones con el entorno se convierten en las experiencias más importantes de toda una semana

No cabe duda que en cualquier centro educativo las relaciones son algo esencial para que todo se pueda desarrollar en el buen camino. Hablamos de relaciones entre alumnos, profesionales, familias…pero no debemos olvidar fomentar relaciones con nuestro entorno, pues de él podremos nutrirnos, ayudarnos, compartir…

En nuestro cole estas cosas las tenemos muy claras, sin la ayuda de las personas que tenemos alrededor no seríamos lo que somos.

Hoy nos gustaría destacar una relación muy especial, hace ya varios cursos que desde el Ayuntamiento de Alcantarilla y la Concejalía de Deportes se posibilita que los alumnos del centro asistan a la piscina municipal, este año se han incorporado los más pequeños.

Quizás para muchas personas puede parecer que este hecho no es muy importante, pero compartir estos momentos con nuestros héroes no tiene precio. Allí nos zambullimos fisios, logopedas, maestras…y compartimos la experiencia de quien entra por primera vez en una piscina, de quien es un experto nadador o de quien este, el agua es el único medio en el que disfruta.

Cuando la torpeza y la inestabilidad en un medio se convierten en movimientos ágiles y reconfortantes en otro.
Cuando del llanto continuo y las autoagresiones se pasa a un estado de calma y bienestar.
Cuando el agua no discrimina sino que potencia y exalta tu agilidad.
Cuando experimentas la increíble sensación que produce sumergirte, superar los miedos a lo desconocido y lanzarte sin pensar.

“Pies para qué os quiero si tengo aletas para nadar”

EL AGUA Y YO.

Hace ya varios cursos que desde el Ayuntamiento de Alcantarilla y la Concejalía de Deportes se posibilita que los alumnos del centro asistan a la piscina municipal, este año se han incorporado los más pequeños. Cuando la torpeza y la inestabilidad en un medio se convierten en movimientos ágiles y reconfortantes en otro.Cuando del llanto continuo y las autoagresiones se pasa a un estado de calma y bienestar.Cuando el agua no discrimina sino que potencia y exalta tu agilidad.Cuando experimentas la increíble sensación que produce sumergirte, superar los miedos a lo desconocido y lanzarte sin pensar."Pies para qué os quiero si tengo aletas para nadar".

Publicado por CPEE Eusebio Martínez en Martes, 28 de marzo de 2017