IES AL-Qázeres

Av. de Cervantes, s/n, 10005 Cáceres

Semana 6. Focalizamos I

¿Vamos focalizando? ¡Por fin parece que sí! Con muchas líneas de trabajo abiertas aún pero con la convicción de que hemos atesorado un conocimiento cuantitativa y cualitativamente muy importante en pocas semanas, convocamos nuestra sesión número seis y comenzamos por comprobar posibles lagunas y ver si está subido/pegado/enlazado todo el material generado, tal y como […]

¿Vamos focalizando? ¡Por fin parece que sí!

Con muchas líneas de trabajo abiertas aún pero con la convicción de que hemos atesorado un conocimiento cuantitativa y cualitativamente muy importante en pocas semanas, convocamos nuestra sesión número seis y comenzamos por comprobar posibles lagunas y ver si está subido/pegado/enlazado todo el material generado, tal y como puede verse en la convocatoria de la sesión (ver en este enlace).

Volvemos sobre los sistemas, que tanto juego nos están dando y sobre su representación gráfica, intercambiamos pareceres sobre léxico, símbolos, interrelaciones y posiciones de cada elemento en el gráfico.

Pensar da hambre. Así que dando respuesta a una pregunta que nos han hecho de forma reiterada (pero, ¿este proyecto es de comer?) damos cuenta de un surtido de dulces del Casar que Victoria nos ha traído  para reponer fuerzas.

Y por fin es tiempo de focalizar, tarea que se nos antoja complicada, pues desde el principio optamos por no cerrarnos puertas, por convertir el centro en su totalidad en objeto de estudio poniendo nuestra mirada en la IMPLICACIÓN, pero este es un tema tan amplio que nos produce cierto vértigo pensar en cómo vamos a traducir esto en un reto concreto, en qué vamos a focalizar.

En el desarrollo de la reunión, cuya acta está enlazada aquí, elegimos hacer una lluvia de ideas sobre un panel en el que, por un lado, anotamos en pósit aquellas cuestiones que en el análisis del contexto nos han parecido más importantes, repetidas, recurrentes… y por otro lado escribimos aquellas ideas que se nos han ido ocurriendo como soluciones, como chispazos de inspiración que podrían darnos pistas sobre por dónde continuar. Preparamos para esto un panel al que llamamos “ideas de fracaso y de futuro”, con el que nos damos cuenta de que, sin hablar, hemos percibido los mismos problemas y que sin haberlo previsto ni forzado, ya se nos han ido ocurriendo un montón de ideas.

Como cada semana, el relato visual de la reunión nos transmite aquellas cosas en las que las palabras se quedan cortas:

 

Evaluamos, como cada semana, la marcha de la sesión, y este momento nos produce una sensación de cierta euforia, ¡nos parece que avanzamos!

En este enlace, el resto de imágenes de la semana seis.

¿Nos durará mucho tiempo la euforia?